Phmetría esofágica de 24 horas – Impendanciometría esofágica

La pHmetría ambulatoria de 24 horas es una exploración fundamental en el estudio de la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

La ERGE se produce por un paso anormal de contenido ácido del estómago al esófago y se caracteriza por la presencia de ardores (pirosis) y bocanadas agrias (regurgitación). Algunos pacientes también presentan dificultad para tragar (disfagia), dolor en el pecho (simulando en ocasiones un infarto), laringitis, ronquera, tos crónica, asma bronquial, hipo, etc.

Aunque la endoscopia digestiva es importante en el estudio inicial de esta enfermedad, más de la mitad de las endoscopias serán normales. La pHmetría sin embargo es mucho más sensible, ya que identifica a más un 95% de los enfermos con reflujo gastroesofágico (la endoscopia solo se limita a valorar si hay lesiones y la pHmetría lo que estudia es el verdadero reflujo).

Además la pHmetría no solo informa de la existencia o no de reflujo, sino que también nos muestra la cantidad y gravedad de éste y cuando ocurre (acostado, tras comidas, de pie, etc). También permite estudiar los síntomas que presenta el paciente y decirnos si están o no en relación con el material ácido refluido.

Estos datos que se obtienen de la pHmetría serán los que nos permitirán realizar un enfoque terapéutico adecuado en cada uno de los pacientes; es decir, permite un tratamiento racional e individualizado según las necesidades individuales de cada paciente.

La impedanciometría en combinación con pH-metría está indicada para la cuantificación del reflujo en caso de predominio de reflujo alcalino y para detectar la correlación entre síntomas y reflujo, y es superior que la pH-metría aislada.

La impedanciometria permite clasificar el reflujo en ácido o alcalino, correlacionar síntomas-reflujo, determinar altura de ascenso del mismo, caracterizar el tipo de material refluido y medir el aclaramiento físico del bolo.

WhatsApp chat ¡Escribenos en WhatsApp!