Se trata de una procedimiento terapéutico para paciente obesos, en la que se aplica al estomago un balón que contiene solución salina, y que provoca en el cerebro la sensación de saciedad por distensión gástrica y de esa forma pérdida de apetito y de peso.

Es así que los paciente sometidos a colocación de balón intragástrico tienen una perdida sostenida de peso de 15 a 20 Kg. en 6 meses, tiempo en el que debe retirarse el balón.

¿A quién se coloca el balón intragástrico?

A todo paciente con obesidad, es decir, a todo paciente que tenga una Índice de Masa Corporal (IMC) mayor a 30, y que este dispuesto a someterse a un plan de reducción de peso que no solo incluye el balón intragástrico, sino también un plan nutricional y psicológico.

También son candidatos a colocación de balón intragástrico aquellos pacientes súper obesos (IMC mayor a 50) que deben someterse a cirugía bariatrica definitiva y para ayudarlos a reducir su riesgo operatorio deben bajar de peso.

Paciente obesos candidatos a una cirugía pero, de alto riesgo o que simplemente rechazan la cirugía como única alternativa de tratamiento.

Contraindicaciones

El balón intragastrico no es mágico, el paciente debe estar dispuesto a someterse a un cambio de hábitos alimenticios y de actividad física, por lo que se debe considerar como la contraindicación más importante la falta de disposición.

Dentro de los factores estructurales que impiden la colocación de un balón intragastrico son la hernia hiatal grande con Reflujo Gastroesofágico sintomático, la ulcera gástrica o duodenal, tumor en estómago.

Previa a la colocación del globo intragastrico, se realiza un endoscopia diagnostica que descartara cualquier evidencia de daño estructural en tubo digestivo superior.

El embarazo y la intolerancia del paciente al globo son otras contraindicaciones.

Métodos

El balón intra-gástrico es introducido al estómago por vía endoscópica (por la boca), sin necesidad de cirugía, se coloca desinflado con anestesia tópica en la garganta y con sedación anestésica.

Posteriormente se llena el balón con suero salino usando un volumen total entre 400 a 800 ml, mezclado con una tintura de azul de metileno para detectar rupturas espontáneas durante el tratamiento. El procedimiento dura habitualmente 30 a 40 minutos y es ambulatorio.

Tiempo de tratamiento

El balón intragastrico debe permanecer por un tiempo de 6 meses. No se recomienda el uso por períodos más prolongados. Con el tiempo el ácido y las bacterias del estómago debilitarán el globo y hará que se desinfle, lo que puede causar consecuencias graves ya que el globo desinflado puede pasar al intestino y causar una obstrucción, llegando a requerir tratamiento quirúrgico para extraer el globo.

Se recomienda el uso de medicamentos que reduzcan el ácido estomacal durante estos meses para reducir el daño al estómago y al balón. Si se desinfla o rompe el balón antes de tiempo, el paciente notará un cambio de color de orina, por la tintura que se inyecta dentro del globo, que es una alarma que funciona como mecanismo de seguridad dentro del globo.

WhatsApp chat ¡Escribenos en WhatsApp!